martes, 17 de agosto de 2010

Errores en el ajedrez


Los mayores errores de la historia del ajedrez (I)






'Ajedrez', de Carlos Monsalve


( Autor
: Javier Cordero Fernández
-
Ajedrez de ataque


)



¿Quién puede presumir de no haber cometido nunca un
error en una partida?... seguramente nadie. No os
desaniméis si ayer os dejasteis una pieza colgada o si
cazaron a vuestra dama sin piedad, eso le puede pasar a
cualquiera. ¿No me creéis?, aquí tenéis una serie de
errores garrafales, la mayoría cometidos por alguna de
las estrellas de este deporte, que simplemente te dejan
boquiabierto:



















Tchigorin



Steinitz

0 - 1


La
Habana 1892



1.
Ab4 Txh2
+
0-1




Este error puede ser catalogado como el mayor de la
historia, no sólo por el fallo en sí, sino por la
repercusión de la partida. Situémonos: Campeonato del
mundo, 23ª partida de un total de 24. Steinitz manda en
el marcador por 11'5 a 10'5. Si Tchigorin pierde, el título
será para Steinitz, si gana se jugará la última
partida con el marcador empatado.



Hasta la posición del diagrama Tchigorin había jugado
de forma brillante y su ventaja era clara. Es un
misterio como el jugador ruso se pudo olvidar de que
alfil defendía la vital casilla h2, un despiste colosal
que le privó de ser campeón del mundo (o al menos de
luchar por ello).



















Gibaud



Lazard

0 - 1


París
1924



1.
h3 Ce3 0-1




Esta derrota difícilmente puede ser más humillante, la
hecatombe tuvo lugar en tan sólo cuatro movimientos. No
es de extrañar que encontraréis esta posición en más
de un libro. Gibaud obvió el mecanismo del mate más
corto que se puede dar:
el
mate del loco
, y justo en
eso basó su jugada Lazard. O se recibe mate o se pierde
la dama.



















Kashdan



Euwe

1 - 0


Hastings
1931



1...
Tg8 2. De8+ Txe8 3. Txe8++




El ex-campeón del mundo Max Euwe omite un mate en dos,
y no uno cualquiera, sino uno de los mates que primero
se enseñan al jugador novel: el mate del pasillo. La
posición es complicada, llena de matices tácticos,
pero no se puede pasar por alto un mate tan sencillo.



















Treybal



Foltys

0 - 1


Podebrady
1936



1.
Cxe5 Cxe5 2. Dh5+ Cf7 0-1



Treybal se las prometía muy felices al ver la respuesta
del negro a su movimiento Cxe5: "¡que iluso!,
recupero el caballo dando un simple jaque"...
sorprendentemente, lo que Treybal no vio es que el
caballo podía cubrir dicho jaque al ir a f7. Derrota en
un total de 9 jugadas.


















Spassky




Rodgaisky

0 - 1



URSS
1948



1.
Cdb5 Dxb5



Boris Spassky tenía sólo 11 años cuando jugó esta
partida, aunque tratándose de un genio como era el ruso
esto no puede servir de excusa. El despiste de Spassky
le hace olvidar que el caballo de c3 está clavado. Tras
la respuesta de las negras sólo hay un camino:
abandonar y marcharte a casa a toda prisa. La partida
duró 8 jugadas.


Tomado de: http://www.ajedrezdeataque.com