domingo, 21 de febrero de 2010

Orgullo Risaraldense


Ruben Darío Varela


¡LA RISARALDENSE DEL JAQUE MATE!


Con un primer lugar conseguido en México, la conquista de los Juegos Departamentales de Dosquebradas, Mistrató, Belén de Umbría y de ser reconocida como deportista Acord Risaralda en el 2007, Alexandra Suárez se convierte en toda una promesa nacional en el ajedrez.


Como evocando aquellos concejos e influencias por el amor al ajedrez que solía inculcarle su abuelo cuando contaba con apenas 8 años de edad, Alexandra se inspira para mover cuanto peón, caballo, rey blanco o negro se encuentre en una de las mesas donde la lleven sus infinitas ansias de subirse en lo más alto del podio y sentir una “rica sensación de satisfacción”, como suele llamarle ella.


Su increíble dedicación y el amor por el deporte la llevaron a que hoy en día disfrute de los paisajes exóticos que, según ella, suele admirar en cada lugar que visita y en el que se siente complacida de conocer cada vez más gente gracias a sus numerosas participaciones en diferentes torneos como los Juegos Departamentales y Nacionales en los que se siente orgullosa de representar a su municipio en que se formó deportivamente, y al departamento que ha hecho ver enaltecido en diferentes certámenes de índole nacional.

El mayor triunfo

Pero sin duda alguna la satisfacción de Alexandra y la recompensa para su abuelo y los risaraldenses fue el triunfo logrado el año pasado en la segunda versión de los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe, disputado en Puebla (México) en el mes de octubre, en el que la niña apiana se alzó con el primer lugar en la categoría sub 16 modalidad Clásico, además de lograr un segundo puesto en la modalidad Activo y un destacado tercer lugar en Blitz.

Su mano derecha

Cuando viaja a diferentes regiones del país a participar en diversos torneos al lado de Octavio Gil, su abuelo, la ajedrecista se convierte en el centro de todas las miradas que apuntan a su cabello liso y a su rostro, pero sobre todo al movimiento de sus manos cuando en una mesa de juego mueve con maestría las fichas del ajedrez venciendo a cuanta oponente se le cruce en el camino.


Gracias a el apoyo incondicional del hombre de cabellera blanca y plácida sonrisa que suele sentarse en las bancas de los salones en los que su nieta se deleita jugando ajedrez, “Alexa”, como le diría Gloria, su tía favorita, ha logrado hacerse reconocer en el departamento y fuera de él como una gran promesa en el llamado deporte de la ciencia.


Es por eso que hasta el día de hoy recopila la colección de medallería en una pared de su cuarto en la que día a día tras observarlas, recuerda su primer lugar en los Juegos Deportivos Departamentales de Dosquebradas en el año 2005, como también su título logrado en el 2006 en Mistrató en el mismo certamen y el campeonato ganado en Belén de Umbría en el 2007 en los Departamentales, pero en medio de todo un manantial de medallas logradas; quizás la más conservada por Alexandra es el galardón que la identificó en el año 2007 como la deportista del año Acord Risaralda.

Las expectativas

Por ahora las expectativas de ajedrecista se centran en entrenar fuertemente para repetir su hazaña en México y una vez más convertirse en un orgullo para los risaraldenses.